Qué es el outsourcing

¿Qué es el outsourcing?

El outsourcing consiste en el procedimiento conocido como externalización, terciarización o subcontratación de parte del proceso productivo. Y que mejor manera que subcontratar mano de obra especializada y altamente cualificada para poder ofrecer a tus clientes un producto o servicio inigualable.

La empresa decide contratar a otra empresa externa para que se encargue de parte de la producción. Una fuente externa que realice de manera eficiente aspectos que pueden resultar claves para el negocio y que suponen un desgaste económico y organizativo para la empresa.

Beneficios del outsourcing

Subcontratar mano de obra puede aportar grandes beneficios a la empresa. Las ventajas del outsourcing para la empresa son cuantiosas.

Gracias a la externalización conseguirás reducir los costes, tanto de producción como de recursos humanos. Con tan solo un contrato estarás consiguiendo una mayor especialización y olvidarte del gasto de tener que realizar la búsqueda, contratación y supervisión de un equipo que esté cualificado para llevar a cabo la tarea que necesitas.

El empresario conseguirá que su equipo interno se centre en la actividad fundamental, podrá ofrecer un mejor producto o servicio, tanto en calidad como en tecnología. La empresa externa estará especializada en el área que necesites y tendrá un mayor y mejor conocimiento del proceso de producción que debe llevar a cabo.

Con la subcontratación de mano de obra especializada la empresa logrará ser más competitiva.